Con la posibilidad de participar plenamente de la Eucaristía que es alimento, fuerza y orientación para nuestro caminar creyente continuamos el proceso catequético.

Viene siendo muy significativo el número de niños o familias que se apean del proceso una vez recibida la Primera Comunión.

Confirmación

Primer año

Nuestros esfuerzos se orientan a consolidar grupos de amigos, es decir, grupos en los que reine una confianza y compañerismo que facilite compartir experiencias, opiniones y si fuese posible, sentimientos.

Dinámicas de grupo y actividades en común tratan de ayudar a descubrir qué supone trabajar “ser grupo” y más concretamente, grupo cristiano.

Segundo año

“Ser persona al estilo de Jesús”, será la idea latente que acompañe todo el curso. Enfrentamos las dificultades que nos encontramos para crecer como personas tratando de darlas respuesta con la ayuda de la palabra y el ejemplo de Jesús de Nazaret.

Tercer año

Nos aproximamos al sacramento de la Confirmación y por ello retomamos, desde una nueva perspectiva a Jesús preguntándonos: “¿Quién es Jesús para mí?”. 

Cuarto año

Con el sacramento de la Confirmación en el horizonte, reflexionamos sobre la fe, la imagen de Dios, la oración, la Iglesia y por supuesto, la Confirmación preparándonos para “recibir el Espíritu Santo”.